B I E N V E N I D O S
MISION TIOBASIL
APURIMAC
CHALHUANCA-AYMA...
RUTA A CHALHUANCA
COSTUMBRES Y TRA.
CARNAVAL
PUNTOS DE INTERES
HISTORIA DEL TRANSPORTE
LIBRO DE VISITAS
e-mail me



HISTORIA DEL TRANSPORTE



 photo IMG_0103_zpspfsodlpp.jpg

LUCIO MALDONADO PIONERO DEL TRANSPORTE CHALHUANQUINO

El hombre desde su aparición sobre la faz de la tierra, siempre ha demostrado sus cualidades de ser un gran explorador. Ha tenido la osadía de atravesar por lugares inaccesibles ,sin importarle el peligro que pueda tener en su camino; ya sea por tierra , mar o aire; gracias a esos intrépidos personajes de la historia conocemos nuevos lugares, nuevos descubrimientos científicos, etc, abriendo de esta forma el camino hacia formas superiores de civilización.

El Perú, un país de un relieve muy accidentado debido a la presencia de la cordillera andina. Dentro de esa difícil geografía, Apurímac está enclavado sobre un espacio sumamente

complejo y accidentado. Amplias mesetas disectadas por una densa red hídrica que drena su territorio de sur a norte, inmensas cadenas montañosas, vertientes escarpadas, profundos cañones, valles estrechos, etc., hacen que el medio físico se convierta en un reto para el habitante de este departamento y, para sus visitantes, en una verdadera “locura geográfica” que invita al asombro y reflexión. Su fisiografía ha sido tallada tan implacablemente por la erosión, que allá por 1865, el sabio italiano Antonio Raymondi la comparó con “un papel arrugado”.

Dentro de esta morfología regional, el territorio de la provincia de Aymaraes es la más fragosa del departamento, porque tiene valles y quebradas profundas alternadas con mesetas y picos elevados como el Pisti con 5,100 m.s.n.m. y el Cucchi, con 5,070 m.s.n.m.

Por estas consideraciones, frente a una geografía totalmente accidentada y frente a toda negativa de unir Lima con la capital departamental, llegó por primera vez a la ciudad de Chalhuanca, un FORD de Placa N° 85606, el 3 de enero de 1939, piloteado por don Lucio Maldonado Contreras, quien con su pericia demostró la factibilidad de construir una carretera de Puquio-Chalhuanca-Abancay. Fue una obra realmente asombrosa. Desde esa fecha don Lucio Maldonado, se convirtió como el pionero y semillero de todas las empresas de transporte en Apurímac. Y en base a esta raid a Chalhuanca, se hicieron la construcción de las carreteras: Nazca-Puquio-Chalhuanca-Abancay-Cusco y luego la de Ayacucho-Andahuaylas-Abancay-Cusco. Prácticamente por ambas rutas se une la capital departamental. Este acontecimiento tan importante para Chalhuanca, lo enfocan de mejor manera los estudios de: Angel Maldonado Pimentel y Tulio Estacio Hermoza, ambos escritores sobrinos de don Lucio Maldonado Contreras. Sin embargo, considero importante la versión proporcionada por don Gregorio Herrera Pantigoso, quien trabajó por mucho tiempo en la Empresa de Transportes “El Aymarino”, lo cual alcanzo a nuestros virtuales lectores de esta página:

“Don Lucio Maldonado pionero del transporte motorizado hacia la ciudades del departamento de Apurímac por las rutas de: N

FASE I

Antes de iniciar el viaje comunicó a las autoridades de la ciudad de Chalhuanca , solicitando su autorización oficial para emprender la jornada. Salió de la ciudad de Lima el día 25 de diciembre de 1938, juntamente que su ayudante. En la ciudad de Nazca se une entusiastamente a esta aventura don Octavio Meléndez, un ciudadano abanquino. Llegan a Puquio el día 29 del mismo mes. En esta ciudad les brindaron toda clase de facilidades y se ofreció acompañarlo el Dr. Dionisio Salas y su sobrino Luis Salas.

El día 30 de diciembre, desde la ciudad de Puquio, reinician el viaje hacia la ciudad de Chalhuanca . El viaje se hizo hasta la entrada de la laguna de YAURIHUIRE ,siendo tan dura llena de dificultades, pasando la noche en las pampas de FIÑACCOCHA.

El día 3l de diciembre de 1938, muy de temprano cruzaron la cordillera peligrosa por lo accidentado e inhóspito que era lleno de obstáculos naturales propio de la zona. Pués, se habían pasado NEGROMAYO,el abra de HUASHUACCOCHA, "Condorillo" , la meseta de CCARACHIPAMPA, finalmente arribando a PUCAORCCO

FASE Il

En este paraje esperaban más de 40 hombres , cuentan los que estuvieron presentes que al ver el vehículo muchos lloraron de emoción, porque el mensajero había llegado como un conductor de la civilización moderna. Desde este lugar continuaron el recorrido para luego descansar en MOLINOCCASA arribando a las 11 de la noche ,víspera del año nuevo. Aquí aguardaban el Subprefecto José María Ballón, el Alcalde J. Gumercindo Velarde y algunos vecinos de la ciudad de Chalhuanca.

El 1° de enero de 1939, a las cinco de la mañana, se anunciaba el despertar del nuevo día de viaje, junto a los rayos matinales que vislumbraban en el horizonte andino, en este ambiente frío e inhóspito propio de la cordillera, en el abra de MOLINOCCASA se plasmaba la presencia humana, para dar la calurosa bienvenida a los raidistas con un abrazo de satisfacción por su hazaña lograda hasta ese momento, deseándoles buenos augurios en el año nuevo de 1939 .

De este lugar nuevamente reinicia con el recorrido, esta vez sería cuesta abajo, alredor de 100 hombres se movilizaron para habilitar la trocha . Don Lucio Maldonado toma el timón de su carro, baja con cautela ante la admiración de la gente hasta el paraje de JAYO , lugar muy peligroso; aquí el piloto raidista demostró su valor, tino y serenidad para maniobrar y controlar su vehículo. Sin embargo, el carro que se deslizaba por la bajaba, por el mismo peso que tenía le ganó, cayendo a un fango, donde los presentes quedaron atónitos sin habla por unos segundos; aquí pasaron la noche.

FASE IIl

El día 2 de enero todos trabajaron con mucho interés y luego de sacar del fango el carro, seguía el viaje por la bajada de Jayo en forma muy lenta, y por lo difícil de transitar por esta quebrada otra noche más pernoctaron en esa quebrada pero ya cerca al pueblo al pueblo de Chuquinga.

El día 3 de enero de 1939 se notaba más cantidad de personas que trabajaban con mucho entusiasmo con la esperanza llegar pronto al pueblo de Chuquinga, de allí a Michihua situado frente a Chalhuanca. Por Michahua cruzó hacia la ciudad. Pués, el reloj marcaba las 3 de la tarde, cuando terminaba vadear el río y don Lucio Maldonado de esta manera llegaba a su meta , la ciudad de Chalhuanca.

La recepción a don Lucio Maldonado Contreras fue apoteósico, donde todo el pueblo de Chalhuanca le tributó entre abrazos y lágrimas por esta grandiosa hazaña. Por su parte,el Concejo Municipal, a nombre de sus moradores le otorgó un Diploma de Honor y un premio pecuniário de mil soles, declarándolo Hijo predilecto de la provincia, haciéndole la entrega el Alcalde Gumercindo Velarde Ramírez. Sin embargo, en una entrevista don Lucio Maldonado manifestó en el sentido de que de los mil soles que recibió , había participado a don Octavio Meléndez la suma de 300 soles y otro igual al sobrino del Dr. Salas, quienes habían acompañado en este difícil viaje.

Para su viaje de retorno a la ciudad de Lima salió rápidamente de Chalhuanca, debido a que el río había aumentado de caudal. Sin embargo, la subida por la quebrada de Jayo hasta Molino-ccasa lo llevó cinco días, a diferencia de la bajada que fue de tres días. Su viaje de retorno a Puquio fue otro acontecimiento grandioso, fue indescriptible. Pués la población acompañado por una banda de músicos lo recepcionó como a un verdadero héroe. Por último el raid de Lima a Chalhuanca, de ida y vuelta había durado alrededor de 31 días.

Así culminó su hazaña don Lucio Maldonado a base de esfuerzo y mucha pericia llegando a la tierra de sus amores, Chalhuanca y como consecuencia de esa raid se pudo proyectar la futura carretera hacia Apurímac y sólo con la ayuda de sus pobladores se pudo culminar tres años después.

El Aymarino, a partir del año 1943, se constituyó como la primera empresa de transportes .

 photo El20Aymarino_zpsukfytvde.jpg

ESTA IMAGEN DE ARRIBA FUE CEDIDO GENTILMENTE POR SR. JOAQUIN SORAS


 photo DSC00335_zpsj0ffpgjf.jpg

MONUMENTO ERIGIDO EN HONOR A LUCIO MALDONADO EN LA CIUDAD DE CHALHUANCA